Se ha producido un error en este gadget.

miércoles, 3 de marzo de 2010

La bisexualidad, ¿una amenaza para la supervivencia?

Con su trabajo, Kinsey también echó por tierra la creencia generalizada de que la bisexualidad fuera una amenaza para la supervivencia de la raza humana, mostrando que las relaciones sexuales entre hembras o machos entre si eran una constante en el reino animal, sobretodo en las especies mamíferas grupales como hámsteres, ratas y ratones, conejos, erizos, martas, vacas, antílopes, cabras, yeguas, leonas, ovejas, burras y por supuesto todos los primates superiores, especialmente nuestros primos los bonobos.

Lo que es una pena, es que a pesar de todos estos datos, todavía haya voces, sobretodo las de las iglesias, que tachen a la bisexualidad como algo “no natural”, y absolutamente maligno. Pero lo más importante en estas cuestiones es no confundir compromiso con tendencias, posiblemente la sexualidad humana sea mucho más compleja y vasta de lo que las apariencias nos puedan mostrar, los humanos tienden a vivir en pareja, y muchos establecen parejas en su primera juventud y la mantienen durante toda la vida, en estos casos sólo podemos hablar de monogamia, no de heterosexualidad o de bisexualidad.

El que en este momento y afortunadamente haya muchas personas bisexuales que pueden expresarse con libertad no quiere decir que haya más, (no se saabe muy bien a causa de qué) sólo quiere decir que ahora y gracias a la sociedad más justa y permisiva que entre todos estamos construyendo, pueden mostrarse.

No hay comentarios:

Publicar un comentario